Ibis

Javier Alberto Prendes Morejón

Foto: Ernesto Enrique Hernández

Al iniciado poeta cubano Néstor Díaz de Villegas

Entre la multitud se distingue un rostro:
es el de un Filaleteo moderno.
No reza, igual que los Buddhistas,
pero obra;
no cree en un dios personal, antropomórfico, como
el cristiano,
sino en lo Incognoscible,
en el Dios Desconocido, la Seidad.
Sabe que “no hay religión superior a la Verdad”,
como dice el lema de la Sociedad Teosófica,
y que el más noble Sistema radica en la Sinarquía.
Cree, además, en las sabias leyes
del Karma y la Reencarnación.
Más importante, sobre todo, es que busca
dentro de sí propio al Dios que
muchos buscan y esperan fuera de sí.
Epopteia, como dirían los griegos,
o Samadhi, como dirían los hindús:
esa es la Meta espiritual de tantas reencarnaciones.

Viniste al Brasil, la “Tierra del Fuego” o Agni,
tierra de promisión de los tupís,
tierra prometida por Tupã,
sin saber del futuro oculto de esta patria,
y te vas con la certeza de que
aquí es la cuna del Avatara Maitreya o Kalki Avatara,
que según las tradiciones transhimalayas,
habría de surgir en Occidente,
y decimos nosotros, teósofos de Brasil,
en América del Sur, igual que la sexta y séptima
subrazas de esta Quinta Raza Madre,
a camino de la Sexta.

Enciérrase un ciclo (Oriente)
se enciéndese otro (Occidente).
¡Sophia ahora reposa en América!
¡El Index pertenece a Occidente!

La Era de Aquarius es la Era de Maitreya,
la Era, en fin, de la República Teosófica,
del Quinto Imperio, de la Sinarquía,
de la Parusía Universal.

¡Uno por todos
y todos por uno!
¡Todo por la Sinarquía,
nada por la Anarquía!

El hombre común mira el presente,
el sabio vislumbra el futuro.  


A Jesús Cristo

¡Jesús, más de dos mil años han pasado
y nuestras religiones continúan luchando!
¡Tú que viniste a enseñar la unidad,
por tus postreros sacerdotes fuiste difamado!
Tus enseñanzas al público fueron veladas,
y a tus discípulos en forma franca.
Tú y otros sabios procedieron igual.
Sabemos que eras un Iniciado,
probablemente un Adepto Oriental.

La cristiandad está dividida,
y todas las religiones entre sí.
Todas dicen tener la Verdad,
¡pero no hay religión superior a la Verdad!

¿Cuándo volverás, Maestro,
o ya volviste y una vez más no te reconocimos?

(De Ibis. São Paulo, Casa de Artes Cubano-Brasileira, 2020)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Saiba como seus dados em comentários são processados.