Jorge Pantoja

Algunas obras de esta serie fueron expuestas en Books and Books, Coral Gables, Miami, en 2004. La mayor parte (por cierto, más de lo que ahora se muestra), no ha sido exhibida. Explica Pantoja que entonces buscaba un modo de distanciarse del concepto, de la abstracción, y de las técnicas utilizadas en su muestra anterior, One Hundred Haiku (1998) para buscar “otra narrativa”. Así, pasa de una propuesta del haiku como concepto, a dibujar relatos.

“Recuerda que a mí me gustan los cuentos, no las novelas”, enfatiza Pantoja.

Y los personajes excéntricos, las figuras solitarias y misteriosas se encargan del resto -digo yo.

“Son cápsulas de tiempo”, afirma Pantoja.

Igual a Lorenzo García Vega cuando rindió homenaje a Duchamp (pr)escribiendo exactamente lo mismo: cápsulas de tiempo -le comento. (A García Vega, por cierto, le gustaban los haikus de Pantoja, y Carlos M. Luis lo llamó poeta visual).

Lo narrativo, en definitiva, no excluye lo conceptual. Estas obras nos hunden en la metafísica, o en la memoria, pero también nos dejan respirar con su sarcasmo e inteligente extrañeza.

Que cada cual engulla su cápsula, el tiempo es de todos.

I.M.A.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Saiba como seus dados em comentários são processados.