Poema – Por Luis Vicente

¡Por los que viven en remotas playas,

por los que lloran en lejanas tierras,

por todos cuantos sienten la nostalgia,

el alma triste reza!

Por los que cruzan los senderos, solos,

por los que van por escabrosas sendas,

por aquellos que sufren… ¡Padre Nuestro,

ten piedad del que sueña!

Mira con tu bondad al afligido

ser que llora una ausencia,

pon en él, Padre Nuestro, la esperanza,

¡pon en él la terneza!

¡Oye sus oraciones, que son santas

porque están de fe llenas!

¡Dile que volverán los que se han ido

cuando el sol amanezca!

¡No le dejes a solas con su angustia

llorando aquella ausencia!

Ten piedad, Padre Nuestro, de las almas

que aman, creen y esperan…!

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Por los que viven en remotas playas…

por los que cruzan las ignotas sendas…

por la Paz de los hombres… ¡Padre Nuestro,

ten piedad del que ensueña!

[Texto retirado del libro “Simbología Arcaica”, de Mario Roso de Luna]

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Saiba como seus dados em comentários são processados.