Poemas – Por Jorge Luis Arcos

DE LOS INFEROS

Cristo como Orfeu (filho de Apolo), catacumba de São Marcelino e São Pedro, Roma

CANTA ORFEO

Canta, Orfeo, los azares remotos, las incertidumbres

al borde de acantilados desconocidos. Canta

las encrucijadas del amor, el tejido huraño

de los días antiguos y casi imposibles, tejido que se desovilló

sangrando, y dibujó su rostro

como una profecía inexorable. Canta los conjuros

de la noche donde se reunieron las aguas del sueño

las aguas que te arrojaron a la luz

fuera de tu recinto preferido, a la luz despiadada

del desierto, a la intemperie de los ríos

que se despeñan de nuevo en el mar. Canta, Orfeo

canta el nacimiento, el parto numinoso

de este rostro de arena, de estos ojos ávidos

de olvido, de estas manos temblorosas

bajo esas estrellas inconcebibles. Canta la gesta

dolorosa del hombre como si recordaras

una legendaria posibilidad, como

si te fueran a escuchar los pájaros atroces

los peces silenciosos, las bestias de la demencia.

Canta tu canción más bella y triste, tú

dios ciego y errante, testigo de aquellas lunas

de aquellos soles, de aquellos ensangrentados

crepúsculos, donde la espada se enterró

en la arena y nació un árbol, con dolor

y nació un árbol llorando hacia la noche.

DISCURSO DEL PELICANO

variando siempre las antiguas palabras

Cavafis

                                                                                                                     

La monotonía de ser dios

El mismo ágora – siempre

La expectativa en los sacrificios – inútil

El torpe muñeco absorto

Aspera viruta de un ángel destronado

Y el amor – esa lluvia – qué desasosiego

La tierra – un circo – y el universo – un carnaval

Ah, ser pobre es ser dios, y ser efímero – siempre

Y toda madre, María. Y todo hijo, Jesús

La mediación y la promesa – un pantano

Del labio pende un hilo de baba nauseabundo

Qué extraña esa errante criatura insondable

Al cabo tan patética, tan previsible siempre

Les di el olvido y la fugacidad

La huidiza palabra y la cerrada intemperie

El terror de estar vivo y la inconcebible muerte

Sus cuerpos ahítos de materia perecedera

Y un alma tan turbia, tan ambiguamente solitaria

Pero cantan – ángeles en el estercolero

(el gimnasta y la hetaira, el poeta y el bárbaro):

Somos la imagen y no la semejanza

Ah, la monotonía de ser dios

Porque todo hombre es un pordiosero

Un ávido mercader, un ángel putrefacto

El silencio y la noche, sus ínsulas extrañas

Y variando siempre las antiguas palabras

Agosto de 1994

EL AFUERA

mirando a orillas del río

como temblaban las yerbas

Zenea

El afuera áspero o idílico,

El detalle grosero, incomprensible, huraño

Y lo bello monótono, menesteroso, plúmbeo

Ah, lo Exterior, inapresable, ajeno!

Rostros opacos ahítos de salvaje caducidad

Superficies estériles castigadas de furioso deseo

Máscaras, simulacros, espejismos, disfraces

¿Lo Exterior es lo Real?

¿Lo Real es lo camuflado perfecto?

Visiones hipócritas, distancias irrecorribles, umbrales intraspasables

Abismo descomunal entre el ojo y lo mirado

Lo Natural indiferente (¡ah, Feijóo!)

O con desdén. ¿Sin piedad?

La mano, la mirada, temblorosa, ávida

Siluetas, sombras, fantasmas, evaporaciones

Vientos, nubes o ríos. Sueños, luces, espejos

Lo turbio. Lo lujurioso, lo arduo ¿son lo Real?

¿Lo putrefacto es lo Real?

¿De dónde mana el Esplendor?

¿El Esplendor es el ojo fatigado?

Cuánto fervor. ¿Inútil?

Qué furiosa serenidad en ese atardecer

Cuánta expectativa ahogada en esa voz

Qué enorme cataclismo tras esos ojos en vilo

Ah, Rilke, cuánta nostalgia de lo irrecuperable en esa ruina!

La visión arenosa del mediodía

La siesta como una derrota

La noche como la caverna legendaria

El frío -¿lo frío?- como un Dios…

Desfile de carrozas, menesterosidad.

8 de marzo de 1997

Cueva en El Moro (EUA), camino a los Ínferos…

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Este site utiliza o Akismet para reduzir spam. Saiba como seus dados em comentários são processados.